Archivos en la Categoría: Antropología

Becas de la Fundación Juan March (II). La subjetividad

Una de las obras centrales de la filosofía de AMP es La estructura de la subjetividad (LES), aparecida en 1967 en Rialp. En la página 11 dice: “NOTA.- La Fundación Juan March concedió su Ayuda a la Investigación en Ciencias Filosóficas (1963) al proyecto de la presente obra”. Pues bien, de ello queda un rastro importante en la Fundación.

Con signatura MB-1962.6, hay en la biblioteca de la Fundación Juan March un documento titulado La estructura de la subjetividad, que consta de 383 hojas en folio mecanografiadas a una cara. Dice en la portada: “Memoria del trabajo realizado por Antonio Millán Puelles, beneficiario de la Ayuda de Investigación para Ciencias Sagradas, Históricas y Filosóficas, concedida por la Fundación “Juan March” en el año 1963″. Viene a continuación la firma autógrafa de AMP a fecha 15 de septiembre de 1965. Hay el sello del registro de entrada de la Fundación, con número 3584 y fecha 16 de septiembre de 1965. Se indica “Archivo 2-4-12”. Y a mano, en la portada, pone: “Devuelta 28-9-65”.

Este documento, del que no ha quedado copia ni original en el archivo de AMP (depositado en la Universidad de Navarra), contiene una versión del libro La estructura de la subjetividad, y las variaciones entre uno y otro textos puede ser útil para entender bien los contenidos de esta importante obra. Por supuesto, me parece indiscutible el criterio de que lo publicado contiene el pensamiento de AMP, por ser eso, y solo eso, lo que su autor quiso dar al público. Así que, en caso de contraste con fuentes no estrictamente públicas (como es el caso del referido texto de 1965), hay que inclinarse por mantener lo publicado, en términos generales. No es que el texto de 1965 no haya de ser tomado como público, en cuanto que entregado como memoria final a la Fundación Juan March. Entiendo que, así como en la discrepancia entre dos ediciones de una misma obra de un autor, en principio ha de tomarse como definitivo el texto de la posterior, aquí ha de procederse del mismo modo. Es decir, como si el texto de la memoria de 1965 (en adelante LES1965) constituyera la primera edición del libro (LES1967). Por supuesto, tampoco habrá que olvidar la comparación con otros textos publicados de AMP que eventualmente tengan que ver con LES.

A continuación me dedicaré a presentar algunas observaciones resultantes de una muy rápida comparación entre LES1965 y el libro LES1967. Ya a primera vista destacan algunas diferencias interesantes para un estudioso cuidadoso de la obra de AMP.

  1. Tanto el libro como la memoria se dividen en cuatro: una introducción y tres partes.
  2. En LES1967 hay un Estado de la cuestión (pp. 7-11) que no está en LES1965. En esas páginas AMP hace una presentación del tema del libro en relación con sus antecedentes históricos desde Descartes.
  3. La primera gran división de ambos textos se titula Introducción. Realidad, apariencia y subjetividad.
    • En LES1965, la introducción comienza con un texto sin título propio, que ocupa las pp. 2-7, y que ha sido completamente suprimido (quizás reubicado, pero lo creo poco probable) en LES1967. Presenta los conceptos principales de la investigación y, por alguna razón, a AMP le pareció prescindible cuando revisó la memoria para editar el libro.
    • Esta introducción es dividida, en ambos textos, en tres, con los mismos títulos. La única diferencia es que en LES1965 se les llama capítulos (y su numeración es correlativa para todo el texto, hasta el final), y en LES1967 se prefiere mantener solamente números romanos que reinician en cada parte del libro.
  4. La Primera Parte tiene títulos diferentes.
    • En el índice (p. 1) de LES1965 pone La finitud de la subjetividad humana. Pero en el cuerpo del trabajo de LES1965 dice La finitud de la conciencia humana
    • En el libro LES1967 se titula El no-ser de la conciencia.
  5. En ambos textos, la Primera Parte se divide en dos secciones. Hay diferencias en el título de la primera: en LES 1965 El no-ser temporal de la conciencia, y en LES1967 La negatividad temporal de la conciencia.
  6. El punto I de la Sección Primera se titula El comienzo absoluto de la subjetividad en LES1965, y La incepción radical de la subjetividad en LES1967. El punto II tiene idéntico título en ambas.
    • Los capítulos, en LES1965 no tienen divisiones con título, sino solamente mediante asteriscos; en LES1967 hay puntos que sí tienen divisiones con títulos propios. O sea, el índice de LES1967 es más detallado que el de LES1965.
  7. Respecto de la Segunda Parte, no hay diferencias de estructura entre LES1965 y LES1967, salvo el mayor detalle en el libro respecto de la memoria.
    • En general, el texto de una y otra versión casi coinciden, salvo lo indicado al principio (y lo que se dirá a continuación sobre la Segunda Parte). Aunque es significativo que en la edición posterior ha hecho AMP abundantes alteraciones de detalle, en palabras sueltas. Alguna que otra vez se reorganizan frases enteras, y más raramente, algunos párrafos. La comparación de ambas versiones puede ser instructiva.
  8. Donde hay más diferencias entre versiones es en la Tercera Parte. En general, los textos conservados hacen ver que:
    • AMP modificó esta Tercera Parte incluso en el tiempo inmediatamente anterior a la entrega de la memoria en la Fundación. Se nota que hay una primera redacción que es alterada.
    • La versión LES1967 final reordena los materiales de LES1965 y añaden toda la Sección Segunda. Como sabemos, lo que en LES1967 aparece como Teoría de la intimidad (pp. 319-417), que ocupa, como se ve, un cuarto de la extensión total del libro, corresponde a los materiales preparatorios de las lecciones que AMP impartiría en 1967 ó 1968 en la Universidad de Maguncia. (De esos materiales se conserva la versión mecanografiada en alemán hecha por el propio AMP y revisada por el Prof. W. Strobl).
  9. Las diferencias estructurales entre ambas versiones puede verse mejor en este cuadro:
LES1965 (Memoria) LES1967 (Libro)
TERCERA PARTE. LA INTIMIDAD SUBJETIVA TERCERA PARTE. LA INTIMIDAD SUBJETIVA

Sección Primera: Las aporías a la intimidad

[Índice] Sección primera. La intimidad de la conciencia en acto

[Cuerpo] Sección primera. Las aporías de la intimidad

I. Aporías a la intimidad consciente en acto

[Índice] Capítulo XIII. El sentido corpóreo de la intimidad

[Cuerpo] Capítulo XIII. Aporías a la intimidad de la conciencia en acto

1. Oposición a la heterología de la conciencia
Capítulo XIV. Aporías generales a la tautología subjetiva 2. La intimidad como hecho negativo
Sección segunda. La intimidad aptitudinal II. Aporías a la intimidad aptitudinal
Capítulo XV. De la conciencia a la intimidad preconsciente 1. La objeción «positivista»
Capítulo XVI. Historicidad, libertad, naturaleza 2. Historicismo y existencialismo

También sobre esta Tercera Parte resaltan estas diferencias:

  1. En LES1967 hay una introducción sin título, que ocupa las pp. 251-253 y que parece una reelaboración del inicio del Cap. XIII de LES1965. Asimismo, da la impresión de que ese Capítulo XIII de LES1965 ha sido compuesto con textos de origen distinto, a juzgar por la mecanografía.
  2. Las páginas 290-303 de LES1965 no están en LES1967.
  3. Respecto de la sección sobre la intimidad aptitudinal, las pp. 361-363 de LES1965 se suprimen en LES1967.
Anuncios

Sentir y entender, y la diferencia entre esencia y existencia

Uno de los artículos más llamativos de Léxico filosófico es el dedicado al “Entendimiento humano”. En general, este libro tiene un estilo didáctico. Millán-Puelles no sólo explica el conjunto de la filosofía, madurada con los años, a partir de Fundamentos de filosofía, libro que actualiza y prolonga. Hay numerosos pasajes de Léxico filosófico en los que se nota la experiencia del profesor que se ha esforzado durante muchos cursos por encontrar ejemplos y expresiones claras para mostrar las viejas ideas del realismo. Uno de ellos es la primera parte del artículo aludido.

Considerado el asunto asimismo desde el punto de vista doctrinal, el artículo “Entendimiento humano” es particularmente importante. Se trata sobre todo de mostrar la especificidad de esta facultad y distinguirla con nitidez del conocimiento sensorial. Es que ello tiene graves consecuencias. Una de ellas es la de posibilitar fundamentar con rigor la dignidad exclusiva de la persona humana. Otra es la de abrir el camino para reconocer con argumentos filosóficos la inmortalidad del alma humana. Quizás haya más. Del interés de Millán-Puelles por las dos mencionadas implicaciones hay pruebas más que suficientes en varios libros, como Persona humana y justicia socialLa inmortalidad del alma humana y numerosos artículos de la primera parte de Sobre el hombre y la sociedad, por lo menos. Leer más de esta entrada

El nexo de alma y cuerpo (II)

Anteriormente se publicó aquí el esquema del epígrafe El nexo de alma y cuerpo de Fundamentos de filosofía (FF). Señalé entonces que ese texto es paralelo al del artículo Inmortalidad del alma humana, de Léxico filosófico (LF). ¿Hay algún cambio significativo del enfoque que esa cuestión recibe en ambos lugares? Me propongo ahora analizar la cuestión en Léxico filosófico.

Leer más de esta entrada

El nexo de alma y cuerpo (I)

El segundo epígrafe del Capítulo XV (El hombre como unidad sustancial) se titula El nexo de alma y cuerpo. Corresponde a lo que he llamado “antropología sintética” de Fundamentos de filosofía (FF). La unidad sustancial del hombre es tratada en este Cap. XV según su constitución y según el tiempo. La unidad constitucional del hombre es doble. Por un lado cabe considerar la unidad de la vida humana, esto es, de su alma (de ello se ocupó el epígrafe primero, titulado La unidad esencial del alma humana, ya examinado aquí). Por otro lado, cabe referirse a la unidad de la sustancia humana. Esta es la cuestión ahora.

  • Un texto paralelo, con notables coincidencias y diferencias con este, se encuentra en Léxico filosófico, art. «Inmortalidad del alma humana», pp. 358-368. Naturalmente, otro lugar de referencia ineludible es el libro póstumo La inmortalidad del alma humana.
  • Es posible que la exposición de FF sea tributaria de la de M. Barbado, Introducción a la psicología experimental, c. IV, citado por AMP. Barbado fue profesor de AMP y AMP le tenía en gran estima.

Leer más de esta entrada

La antropología sintética de AMP

El capítulo XV de Fundamentos de filosofía se titula “El hombre como unidad sustancial”. Contiene ideas importantes en relación con el conjunto del pensamiento de AMP y, en general, para toda la filosofía realista. Primero presentaré su marco o contexto y, a continuación, su estructura general.

La biofilosofía

Se sitúa en último lugar entre los cuatro capítulos que componen la Tercera Parte del libro, dedicada al estudio de “El ente vivo”, es decir, la biofilosofía, o psicología filosófica.

  • No está de más subrayar que la biofilosofía emilianense se ocupa de la vida material, de la vida de seres materiales. En estos capítulos de Fundamentos se habla sólo de los vivientes del mundo físico, y se elude por completo hablar de los ángeles y de Dios. Es una parte de la filosofía de la naturaleza, como dice AMP al principio del capítulo XII. “Alma”, psyché, solamente hay en los vivientes corpóreos. Ni los ángeles ni Dios tienen alma ni son almas. Por eso el nombre propio de esta parte de la filosofía es “psicología filosófica”.

Leer más de esta entrada

La unidad esencial del alma humana

Reiniciado el Seminario Millán-Puelles el pasado 17 de septiembre en el lugar habitual, publico ahora el esquema del texto que estudiamos. En entradas posteriores publicaré los demás documentos que entonces manejamos.

El esquema que sigue corresponde al epígrafe titulado La unidad esencial del alma humana, perteneciente al capítulo XV de Fundamentos de filosofía.

En términos generales, este epígrafe contiene lo más interesante en la segunda parte. La primera constituye sobre todo una ampliación (el propio AMP lo dice) del epígrafe 3 del capítulo XII.   Leer más de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: